Ir al contenido principal

El nuevo país tercermundista de Trump

No soy analista política, sino una ciudadana más que ve las cosas "en arroz y habichuelas" sin adornarlas con palabras muy elaboradas. Así que diré lo que algunos no se atreven a decir: el americano (el de origen generacional) es *adeenicamente racista. Sí, una opinión generalizada, pero una verdad al fin. Puedes mirarle las cuatro patas al gato, la verdad sigue estando ahí, en la historia. Es por eso que no me sorprende el "triunfo" de Trump, un sujeto que, aparte de todo lo que se ha mencionado, y la acertada comparación con Hitler, representa esa sangre que lleva el americano, ese deseo de poder absoluto y soberanía, representa las intenciones ocultas (aunque evidentes) de separar y pisotear a todo aquello que no se doblegue a su voluntad.
Tú tal vez digas, "¿pero cómo Estados Unidos puede ser racista si han aceptado a toda persona, cultura, ideología y raza?", ay, amigo, que no te sorprenda ni te confunda lo que el deseo de poder logra. Pero no vengan a decir que no todos son iguales, o que el hecho de que Trump haya ganado no significa que veremos negros colgando por las calles, no, por favor, que todo eso lo sé. Estados Unidos es una nación demasiado fuerte como para permitirlo a estas alturas, pero no por ellos mismos, sino por la cantidad de hispanos que son los que realmente han sacado el país a flote y por el gran esfuerzo (a costa de sangre y dolor) de sembrar una semilla de igualdad en los corazones de muchos americanos que, estoy segura, han logrado quitarse el racismo de raíz con el paso de las generaciones.
Probablemente el día de mañana me vea viajando a los EUA en busca de mejorar mi economía, gracias al país tan sucio y corrupto en el que vivo, eso no lo sé, yo solo sé que hoy vivo, ademas, y a fin de cuentas, tengo ciudadanía americana (puertorriqueña aunque viva en la luna) pero siempre voy a recalcar mi absoluto repudio hacia este loco y payaso discapacitado que, de seguro, ocasionará grandes conflictos, ya sea en lo económico, material o peor, lo moral.
Mientras tanto, y habiendo soltado un discurso de lo más chulo y respetuoso, voy a tener listo mi lápiz y papel porque estoy segura que este cuatrienio dará mucho de que hablar.
Se despide,
Aura.

Comentarios

  1. Con tu comentario, no me gustaría que por nada del mundo viajaras a Estados Unidos. Hay cambios que mejoran, hay personas que deterioran al hombre o mujer, pero si uno se siente mal ante tantos hechos de racismo, es mejor que te quedes en tu país y resuelvas tus problemas.
    Es solo una sugerencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Carta para el amor prohibido #2

Querido cielo,
Aún sigo pensando en ti. Claro que sí, es imposible olvidarte, ¿cómo podría? Me has regalado días hermosos, y momentos… como hoy. ¿Recuerdas el tiempo que me mantuviste en vela, sin querer confesar tu día de cumpleaños? ¿Recuerdas cómo lo descubrí? Qué nostalgia siento, cariño, mis ojos se llenan de un brillo singular, ese que en tantas ocasiones viste con los tuyos. Hoy es un día muy especial: celebro contigo un año más cumplido. Se me contrae el pecho, Dios sabe cuánto deseo estar a tu lado, físicamente, y abrazarte, besarte, y decirte al oído cuánto te he extrañado, cuánto te he amado, y cuánto te sigo amando. Miro el cielo y me niego a llorar por ti, porque sé que si suelto solo una, no podré detenerme. Me siento tan… extraña sin ti, como si fuese un personaje más de algún cuento de diciembre.  Pero no me quiero desviar, te envío esta carta para desearte el mejor de los días. No sé qué harás ni adonde irás,  no sé si pensarás en mí un momento, si el recuerdo de mi v…

La mujer es un misterio *Reseña a un gran ensayo*

Hoy quiero hacer una reseña importante, luego de haber leído uno de los mejores ensayos (a mi entender) sobre la mujer. Aunque en este ensayo se habla particularmente de la mujer mexicana, esto se aplica para cada mujer en este mundo, y en algún otro (estoy segura de eso), si así existiera. Si bien es cierto que muchas mujeres hemos alzado nuestras cabezas bien en alto, todavía existen culturas arraigadas a lo que nuestros antepasados nos han dejado. No es un secreto que en Europa (por ejemplo) reina una mentalidad de liberalidad. Y no hablo de hacer lo que les dé la gana (que bien es cierto que muchos lo hacen), sino que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los europeos no beberían decir que el machismo se ha erradicado, y los latinoamericanos no deberían decir que el machismo reina en nuestras casas. Aun existe la mentalidad machista en algunas sociedades, y se presenta de formas distintas, que obviamente no son comprendidas por personas de poco conocimien…

El dolor del olvido