Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2015

Al fin pudimos encontrarnos

Parece que fue ayer cuando nos conocimos, ¿recuerdas? 
Estabas escuchando la conversación que tenía con mis amigos, y la verdad aun me rió al imaginar tu cara. Hablaba de la infidelidad de los hombres y lo idiotas que podían ser. Y tú, con toda galantería y sigilo te metiste en la conversación.
¿Recuerdas cómo me llamaste en privado?
¿Recuerdas nuestras miradas?
No puedo olvidar tu forma tan caballerosa de hablarme, y mucho menos tu delicadeza. Me cautivaste, y desde ese día te robaste mi corazón.
¿Recuerdas nuestras conversaciones?
¿Recuerdas la angustia en la que vivía?
Tú has cambiado mi vida completamente. Te metiste en mi sangre para no salir jamás. Parece que fue ayer cuando tuviste ese miedo de acercarte. Tal vez pensabas que era muy frágil, o que todo podía ser pasajero. Recuerdo como andabas buscando y buscando, infeliz e insatisfecho. Pero ya ves... al fin pudimos encontrarnos. Tu bien sabes que te he buscado, yo sé bien que tú me andabas buscando. Y parece que fue ayer que no…