Ir al contenido principal

A él le gusta algo

A él le gusta mi vestido. Para mi es sencillo, es largo y amarrado a mi cuello, y resalta la figura de mis caderas. Pero a él parece gustarle. A él le gusta mi perfume. Para mí es un simple perfume que compre hace un tiempo, de olor suave y discreto. Pero el parece olerlo de una forma muy sugestiva y profunda, como si pudiera oler algo intimo de mi. El roza mi piel con su mano. Para mí no es algo simple, su roce traspasa los límites de mi cordura. Me roza... sutilmente, como queriéndome dejar saber que desea algo. Pero no me lo dice y yo callo. Tal vez no es el lugar, quizá no sea el día. O peor aun... tal vez no sea nunca. El vuelve a rozarme. Me insinúa que lo necesita. Y yo estoy tan sorprendida que ni siquiera puedo responderle que yo también lo necesito, y me gusta más de lo debido. El me insinúa que me acerque. Yo lo hago. El me mira discretamente. Yo lo miro. A él le gusta mi perfume. Me lo ha dicho en claves. ¡Ah, pobre de mí! A mí me gusta su roce, su cuerpo, su rostro, su voz, sus secretos. Es un hombre seguro, abierto y coqueto. Y él lo sabe. Pero no sé si sabe cuántas veces lo he mirado, oprimiendo el deseo de encontrármelo a solas y acercarme peligrosamente, solo para que me bese. Me pregunto a que sabrán sus labios, o como reaccionaria mi piel al escuchar de su boca algún secreto a mi oído. Me pregunto si habrá notado como tiemblo calladamente ante su cercanía. Pero hay mucha gente, hay demasiados ojos y muchas malas mentes. Mejor me mantengo en la raya, donde lo puedo mirar con deleite. Sé que me costara mucho esfuerzo. Pero... ¿qué le puedo hacer?


 





...A él le gusta algo que lleva mi cuerpo, y todavía me pregunto que será.
AuraLuna
(imaginando...)

Comentarios

  1. Mucha sensualidad. Delicioso. Feliz encuentro, si os decidís. Un abrazo, Aura Luna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme y dejar tu huella aquí, Alfredo. Un abrazo de vuelta ^.~

      Eliminar
  2. Escrito precioso. Aura, escribes magníficamente. Logras transmitir a la perfección el mundo interior de esta mujer que reprime su deseo por ahora y que al mismo tiempo está disfrutando por anticipado del momento del enciuentro que, seguro, llegará. ¿Cuándo? Habrá que seguirte leyendo, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Juan. En definitiva has logrado sentir y descifrar cada palabra, asi mismo como yo al dejarlas aqui escritas. Me llena de satisfaccion y emocion. Y por supuesto, espero volver a verte por aqui. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Carta para el amor prohibido #2

Querido cielo,
Aún sigo pensando en ti. Claro que sí, es imposible olvidarte, ¿cómo podría? Me has regalado días hermosos, y momentos… como hoy. ¿Recuerdas el tiempo que me mantuviste en vela, sin querer confesar tu día de cumpleaños? ¿Recuerdas cómo lo descubrí? Qué nostalgia siento, cariño, mis ojos se llenan de un brillo singular, ese que en tantas ocasiones viste con los tuyos. Hoy es un día muy especial: celebro contigo un año más cumplido. Se me contrae el pecho, Dios sabe cuánto deseo estar a tu lado, físicamente, y abrazarte, besarte, y decirte al oído cuánto te he extrañado, cuánto te he amado, y cuánto te sigo amando. Miro el cielo y me niego a llorar por ti, porque sé que si suelto solo una, no podré detenerme. Me siento tan… extraña sin ti, como si fuese un personaje más de algún cuento de diciembre.  Pero no me quiero desviar, te envío esta carta para desearte el mejor de los días. No sé qué harás ni adonde irás,  no sé si pensarás en mí un momento, si el recuerdo de mi v…

La mujer es un misterio *Reseña a un gran ensayo*

Hoy quiero hacer una reseña importante, luego de haber leído uno de los mejores ensayos (a mi entender) sobre la mujer. Aunque en este ensayo se habla particularmente de la mujer mexicana, esto se aplica para cada mujer en este mundo, y en algún otro (estoy segura de eso), si así existiera. Si bien es cierto que muchas mujeres hemos alzado nuestras cabezas bien en alto, todavía existen culturas arraigadas a lo que nuestros antepasados nos han dejado. No es un secreto que en Europa (por ejemplo) reina una mentalidad de liberalidad. Y no hablo de hacer lo que les dé la gana (que bien es cierto que muchos lo hacen), sino que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los europeos no beberían decir que el machismo se ha erradicado, y los latinoamericanos no deberían decir que el machismo reina en nuestras casas. Aun existe la mentalidad machista en algunas sociedades, y se presenta de formas distintas, que obviamente no son comprendidas por personas de poco conocimien…

El dolor del olvido