Ir al contenido principal

Bajo el árbol de flores violetas


Diminutas florecillas violetas caían lentamente sobre el césped recién cortado. Lia reposaba sobre el fresco patio delantero de su casa, mientras miraba las pequeñas bolas de nubes sobre el cielo azul. Respiraba tranquila y serena, mientras el viento comenzaba a soplar algo mas fuerte. Su cuerpo comenzó a llenarse de aquellas florecillas violetas, y el susurro de una profunda voz acaricio las ondas de su mente. Lia sonrió, sabiendo de quien provenía aquella voz y se dejo llevar por la caricia suave de una mano que la invitaba a entrar a un sueño momentáneo, una imaginación donde solo ella y el podían entrar. Sus pies llegaron nuevamente hasta aquel árbol, y parada a su lado, observando la llegada de la noche, le confeso nuevamente su amor eterno. Dejo su cuerpo livianamente recostado sobre las rendillas, mientras era consiente de que aquellos ojos miel verdoso la observaban, tal vez sonriendo, o quizá mucho mas intrigado. Te amo, y volveremos a estar de la mano, esta vez sintiéndonos en la piel- le dijo, dándole un beso, y regresando a la realidad. Lia caminaba entre las florecillas violetas de su patio, mientras regresaba a su hogar, pero esta vez, ya tenia la dosis del amor que deseaba, lista para continuar en un mundo distinto al que no deseaba del todo. 

AuraLuna
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Carta para el amor prohibido #2

Querido cielo,
Aún sigo pensando en ti. Claro que sí, es imposible olvidarte, ¿cómo podría? Me has regalado días hermosos, y momentos… como hoy. ¿Recuerdas el tiempo que me mantuviste en vela, sin querer confesar tu día de cumpleaños? ¿Recuerdas cómo lo descubrí? Qué nostalgia siento, cariño, mis ojos se llenan de un brillo singular, ese que en tantas ocasiones viste con los tuyos. Hoy es un día muy especial: celebro contigo un año más cumplido. Se me contrae el pecho, Dios sabe cuánto deseo estar a tu lado, físicamente, y abrazarte, besarte, y decirte al oído cuánto te he extrañado, cuánto te he amado, y cuánto te sigo amando. Miro el cielo y me niego a llorar por ti, porque sé que si suelto solo una, no podré detenerme. Me siento tan… extraña sin ti, como si fuese un personaje más de algún cuento de diciembre.  Pero no me quiero desviar, te envío esta carta para desearte el mejor de los días. No sé qué harás ni adonde irás,  no sé si pensarás en mí un momento, si el recuerdo de mi v…

La mujer es un misterio *Reseña a un gran ensayo*

Hoy quiero hacer una reseña importante, luego de haber leído uno de los mejores ensayos (a mi entender) sobre la mujer. Aunque en este ensayo se habla particularmente de la mujer mexicana, esto se aplica para cada mujer en este mundo, y en algún otro (estoy segura de eso), si así existiera. Si bien es cierto que muchas mujeres hemos alzado nuestras cabezas bien en alto, todavía existen culturas arraigadas a lo que nuestros antepasados nos han dejado. No es un secreto que en Europa (por ejemplo) reina una mentalidad de liberalidad. Y no hablo de hacer lo que les dé la gana (que bien es cierto que muchos lo hacen), sino que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los europeos no beberían decir que el machismo se ha erradicado, y los latinoamericanos no deberían decir que el machismo reina en nuestras casas. Aun existe la mentalidad machista en algunas sociedades, y se presenta de formas distintas, que obviamente no son comprendidas por personas de poco conocimien…

El dolor del olvido