Ir al contenido principal

Deseé morir con el vértigo de mi dolor

Me había quedado parada justo frente a la puerta.
Entonces me di cuenta, algo mojado y apresurado caía sobre mi cara.
Pero no eran gotas del techo, era un río embravecido,
Que sin mucho esfuerzo ni ahínco se arrastraban hasta mi pecho.
Ahí, en ese hueco, ese lugar que lleva su nombre,
Que aun me sabe dulce, tan suave como blancas nubes.

Me había atrevido a cruzar la puerta.
Y mis ojos se nublaron con nubes tan negras,
Que caí sobre el suelo, asustada y con miedo.
Quise gritar pero mi boca no se abría,
Yo solo estaba allí tendida, sin saber nada, sin escuchar lo que quería.
Y ya nada podía hacer, ya todo se había dicho.

Mire mis manos, y las lleve a mi rostro, ya sin color ni brillo.
Y deseé quitármelo, arrancarlo de mí y lanzarlo a los lobos.
Si ya total mi corazón estaba muy herido.
Porque sus palabras fueron como una espada tan larga y afilada,
Que perforaron mis entrañas y parecía que jamás se detendría.
Y allí deseé morir, aunque fuera por una noche.

Deseé morir con el vértigo de mi dolor,
Y no despertar nunca al vacío con el que viviría.



AuraLuna


Comentarios

  1. Dolorosa letras, corazón, tan punzantes como astillas bien afiladas... que espero en verdad sean solo fruto de la inspiración, no te mereces tu el sufrir de esa manera tan cruel. Ojala sí, ojala solo sea inspiración. ¡Te adoro mi niña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a ti te quiero muchísimo, mi Frank.
      Lo sabes. Pero pues... esto ocurre cuando mezclas inspiración, si, pero también otras cosas...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Carta para el amor prohibido #2

Querido cielo,
Aún sigo pensando en ti. Claro que sí, es imposible olvidarte, ¿cómo podría? Me has regalado días hermosos, y momentos… como hoy. ¿Recuerdas el tiempo que me mantuviste en vela, sin querer confesar tu día de cumpleaños? ¿Recuerdas cómo lo descubrí? Qué nostalgia siento, cariño, mis ojos se llenan de un brillo singular, ese que en tantas ocasiones viste con los tuyos. Hoy es un día muy especial: celebro contigo un año más cumplido. Se me contrae el pecho, Dios sabe cuánto deseo estar a tu lado, físicamente, y abrazarte, besarte, y decirte al oído cuánto te he extrañado, cuánto te he amado, y cuánto te sigo amando. Miro el cielo y me niego a llorar por ti, porque sé que si suelto solo una, no podré detenerme. Me siento tan… extraña sin ti, como si fuese un personaje más de algún cuento de diciembre.  Pero no me quiero desviar, te envío esta carta para desearte el mejor de los días. No sé qué harás ni adonde irás,  no sé si pensarás en mí un momento, si el recuerdo de mi v…

La mujer es un misterio *Reseña a un gran ensayo*

Hoy quiero hacer una reseña importante, luego de haber leído uno de los mejores ensayos (a mi entender) sobre la mujer. Aunque en este ensayo se habla particularmente de la mujer mexicana, esto se aplica para cada mujer en este mundo, y en algún otro (estoy segura de eso), si así existiera. Si bien es cierto que muchas mujeres hemos alzado nuestras cabezas bien en alto, todavía existen culturas arraigadas a lo que nuestros antepasados nos han dejado. No es un secreto que en Europa (por ejemplo) reina una mentalidad de liberalidad. Y no hablo de hacer lo que les dé la gana (que bien es cierto que muchos lo hacen), sino que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los europeos no beberían decir que el machismo se ha erradicado, y los latinoamericanos no deberían decir que el machismo reina en nuestras casas. Aun existe la mentalidad machista en algunas sociedades, y se presenta de formas distintas, que obviamente no son comprendidas por personas de poco conocimien…

El dolor del olvido