Ir al contenido principal

Libertad salió de su cárcel

El aire de mi casa cambió de color tras su partida. 
Noté como el olor de las orquídeas se aventuraban por mi ventana,
 y aquel tímido conejo me sonreía con sus orejas largas.
La taza de café parecía más llamativa, 
en especial cuando dos pajaritos me cantaban desde el balcón.
La música que sonaba en la vieja radio ahora parecía tener más vida.
La comida expulsaba olores tan gratos para los dioses,
que hasta creo que una mujer parecida a Afrodita se sentó en mi cocina.
Me miró con sus ojos de encanto, me dijo que tenía que seguir caminando.
Y su sonrisa era tan sincera, que me acerqué a ella para ver si estaba alucinando.
Me dijo:



"mira el color de las nubes, 
mira el color del sol, 
mira tus pies y tus manos, 
ya no tienes cadenas ni captor"




Salí de mi casa sin creer su mensaje, pues muchos años viví bajo las sombras, 
bajo un portafolio de asuntos no importantes.
Y cuando toque el frió césped bajo mis pies, cuando sentí el calor del sol en mi piel,
cuando sonreí sin saber la razón ni el porqué, cuando vi los colores de las flores y como jugaban con los dedos de mis pies...
...cuando caí al suelo sobre mis rodillas, llorando de felicidad y paz,
entonces comprendí que al fin tenia libertad. 
Y que nunca, nunca, libertad volvería a mirar atrás.



 AuraLuna
Respirando libertad



Comentarios

  1. Mis más emocionadas felicitaciones, amiga, por el bello relato y por esa libertad buscada y conseguida.
    Y, efectivamente, no vuelvas la vista atrás, sólo hay cadáveres y flores marchitas, o perfumes y suavidades que ya pasaron por tu vida. Ahora te espera la luz y un ancho camino que se pierde en el horizonte.
    Un millón de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido amigo. Gracias por tus palabras. Te puedo decir que me siento sumamente feliz y libre. Muchos besos suaves para ti ^.^

      Eliminar
  2. Es maravilloso el poder diluirme en tus letras y dejarme atrapar por ellas, hasta el punto de sentirme parte de ellas, son perfumadas, tanto que soy capaz de inhalarlas como si inhalara a la propia primavera... ¿y sabes por qué? pues porque tus letras son ilusión, esperanza, lucha por una vida nueva, y todo me sabe a ti, a cielo, lluvia y a calma después de una tormenta. Te felicito corazón, porque tu libertad, aparte de abrazarte, te dará una vida nueva. Besos xoxo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido. Gracias por tus palabras. Gracias por acompañarme en este viaje. Besos para ti.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Carta para el amor prohibido #2

Querido cielo,
Aún sigo pensando en ti. Claro que sí, es imposible olvidarte, ¿cómo podría? Me has regalado días hermosos, y momentos… como hoy. ¿Recuerdas el tiempo que me mantuviste en vela, sin querer confesar tu día de cumpleaños? ¿Recuerdas cómo lo descubrí? Qué nostalgia siento, cariño, mis ojos se llenan de un brillo singular, ese que en tantas ocasiones viste con los tuyos. Hoy es un día muy especial: celebro contigo un año más cumplido. Se me contrae el pecho, Dios sabe cuánto deseo estar a tu lado, físicamente, y abrazarte, besarte, y decirte al oído cuánto te he extrañado, cuánto te he amado, y cuánto te sigo amando. Miro el cielo y me niego a llorar por ti, porque sé que si suelto solo una, no podré detenerme. Me siento tan… extraña sin ti, como si fuese un personaje más de algún cuento de diciembre.  Pero no me quiero desviar, te envío esta carta para desearte el mejor de los días. No sé qué harás ni adonde irás,  no sé si pensarás en mí un momento, si el recuerdo de mi v…

La mujer es un misterio *Reseña a un gran ensayo*

Hoy quiero hacer una reseña importante, luego de haber leído uno de los mejores ensayos (a mi entender) sobre la mujer. Aunque en este ensayo se habla particularmente de la mujer mexicana, esto se aplica para cada mujer en este mundo, y en algún otro (estoy segura de eso), si así existiera. Si bien es cierto que muchas mujeres hemos alzado nuestras cabezas bien en alto, todavía existen culturas arraigadas a lo que nuestros antepasados nos han dejado. No es un secreto que en Europa (por ejemplo) reina una mentalidad de liberalidad. Y no hablo de hacer lo que les dé la gana (que bien es cierto que muchos lo hacen), sino que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los europeos no beberían decir que el machismo se ha erradicado, y los latinoamericanos no deberían decir que el machismo reina en nuestras casas. Aun existe la mentalidad machista en algunas sociedades, y se presenta de formas distintas, que obviamente no son comprendidas por personas de poco conocimien…

El dolor del olvido