Ir al contenido principal

Carta para el dueño de mi corazón

No preguntes como pasó. Simplemente sucedió. Tenemos, hoy por hoy, complicidad. Esa única conexión entre dos seres que no necesitan tocarse para sentirse. Es una magia existente, latente en nuestro corazón. Mirarnos a los ojos y saber lo que deseamos, saber lo que pensamos sin hablarnos. Compartimos ese secreto entre dos, de saber cuanto nos amamos. Un secreto que fluye en la piel, y hasta el ciego lo podría ver. Porque el amor, más allá de todo, se siente. Podemos complementarnos mutuamente de formas exquisitas. Pues no necesitas comprarme flores para hacerme sonreír, y no necesito enseñarte mis bragas para seducirte. El furor de nuestra pasión puede más que el tiempo y los tropiezos. Y nuestro amor trasciende las barreras de cualquier distancia y espacio. Nuestros pies caminan sobre la tierra, conscientes de nuestra posición. Pero nuestra alma camina sobre las nubes, dejándonos sentir cada respiro con deleite. Mi espíritu se llena de júbilo al más mínimo detalle de tus palabras en la mañana. Mi cuerpo se entremese al leve roce de tus insinuaciones. Y mi corazón se lanza a tus brazos cada vez que me dices "te amo". No apartes tus ojos de mi, amado mío, pues por ti pongo las manos al fuego. Soy capaz de lanzarme al mundo y maldecir a todo ser vivo que tan sólo intente hacerte daño, porque eres un tesoro, un hombre maravilloso. Un hombre que lleva luz en los ojos y fuego en la boca, un fuego que abraza y calienta. Eres único en el universo. Como tu no hay ni otra mitad. Y no pasa un sólo día en darle las gracias al cielo por tenerte. Mi corazón es tuyo.

Con amor profundo:
Tu amada.

AuraLuna. Llena hasta la saciedad de romanticismo y pasión.

Comentarios

  1. Con qué exquisita belleza, dulzura, pasión y amor, te expresas, Aura, eres sin lugar a dudas una ternura de mujer, pero no una dulzura cualquiera, eres como el sonido de un violín que con sus notas es capaz de atravesar un océano, atravesar el corazón de un millón de hombres y dejar a uno perdidamente enamorado. Muchas gracias por escribir así... me haces recordar a mi amada, la mujer que con su sonrisa, dulzura y belleza, logró perforar a la roca que tenía por corazón y convertirla en un solo día en gelatina. Besotes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Carta para el amor prohibido #2

Querido cielo,
Aún sigo pensando en ti. Claro que sí, es imposible olvidarte, ¿cómo podría? Me has regalado días hermosos, y momentos… como hoy. ¿Recuerdas el tiempo que me mantuviste en vela, sin querer confesar tu día de cumpleaños? ¿Recuerdas cómo lo descubrí? Qué nostalgia siento, cariño, mis ojos se llenan de un brillo singular, ese que en tantas ocasiones viste con los tuyos. Hoy es un día muy especial: celebro contigo un año más cumplido. Se me contrae el pecho, Dios sabe cuánto deseo estar a tu lado, físicamente, y abrazarte, besarte, y decirte al oído cuánto te he extrañado, cuánto te he amado, y cuánto te sigo amando. Miro el cielo y me niego a llorar por ti, porque sé que si suelto solo una, no podré detenerme. Me siento tan… extraña sin ti, como si fuese un personaje más de algún cuento de diciembre.  Pero no me quiero desviar, te envío esta carta para desearte el mejor de los días. No sé qué harás ni adonde irás,  no sé si pensarás en mí un momento, si el recuerdo de mi v…

La mujer es un misterio *Reseña a un gran ensayo*

Hoy quiero hacer una reseña importante, luego de haber leído uno de los mejores ensayos (a mi entender) sobre la mujer. Aunque en este ensayo se habla particularmente de la mujer mexicana, esto se aplica para cada mujer en este mundo, y en algún otro (estoy segura de eso), si así existiera. Si bien es cierto que muchas mujeres hemos alzado nuestras cabezas bien en alto, todavía existen culturas arraigadas a lo que nuestros antepasados nos han dejado. No es un secreto que en Europa (por ejemplo) reina una mentalidad de liberalidad. Y no hablo de hacer lo que les dé la gana (que bien es cierto que muchos lo hacen), sino que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los europeos no beberían decir que el machismo se ha erradicado, y los latinoamericanos no deberían decir que el machismo reina en nuestras casas. Aun existe la mentalidad machista en algunas sociedades, y se presenta de formas distintas, que obviamente no son comprendidas por personas de poco conocimien…

El dolor del olvido